Reseña de “Relato de un náufrago”, de Gabriel García Márquez

Reseña de “Relato de un náufrago”, de Gabriel García Márquez

El libro comienza cuando un integrante de la Marina regresa a Colombia. Es muy impresionante que sea una novela y no un cuento. La historia se siente tan real que llegas a comprender al personaje en momentos de desesperación o enojo. García Márquez logra relatar un suceso tan fuerte en un libro: la forma de actuar del personaje lo hacen entrañable y, aunque la historia se sentía solo en la vida del protagonista, hay personajes que con tan solo describirlos hacen que sean memorables.

 

Hablando más de la trama, es lo mejor de toda esta obra. Es decir, cómo dan unos giros tan inesperados en la historia es lo que hace que sea tan entretenida. La verdad, me hubiera gustado que se exploraran un poco más algunos personajes y sus mentalidades, ya que tuvieron una presencia un poco superficial en la historia.

 

A mi parecer, el personaje protagonista (Luis Alejandro Velasco) tiene un desarrollo nulo. No significa que sea un personaje malo, al contrario, no necesita un desarrollo, ya que al ser un personaje tan humano (es decir, que el personaje no es un ser al cual todo le sale bien o algo por el estilo), durante la mayor parte del libro tiene miedo, como cualquier persona.

 

Mi momento favorito fue el del reloj: cómo el objeto de “ayuda” solo le causaba dolor de cabeza, pero, al mismo tiempo, es lo único que le queda después de perder todo.

 

Al principio se revela que el gobierno corrupto de la dictadura colombiana fue el principal responsable del hundimiento del barco, defendiéndose con el argumento falso de que había una tormenta. Me imagino a Luis Alejandro, un tipo de unos 30 años, teniendo que pasar por la muerte de todos sus compañeros, un naufragio de diez días, sin comer ni beber agua y sin esperanza de poder sobrevivir.

 

 

Por Lilah Samantha Padilla Ortiz

Información de inscripción

Ingresa tus datos de contacto para comunicarnos contigo a la brevedad posible.