¿Cómo hablar con los niños sobre los desastres naturales?

 Callar y ocultar no son la solución.

 

En los últimos  días  las noticias  sobre  los  desastres ocurridos  en  los  diferentes  estados   de
nuestro  país,  están  ocupando gran parte de los programas televisivos, redes  sociales  y  otros
medios de comunicación.

Si  bien  para  los  adultos   estos  acontecimientos   son  tristes   y  preocupantes, debemos  ser
conscientes de que pueden generar también temor en los niños.

Frente  a  estas  situaciones,  somos  nosotros  los  responsables de  explicarles de qué se  trata
todo esto que sucede en su entorno y que genera tanto movimiento.

Primero   que   nada,  debemos  saber   que  los  niños,  por  más  pequeños  que  sean,  sienten
que algo  está   sucediendo  ya   que    escuchan   nuestras   conversaciones,   perciben   nuestra
preocupación y están expuestos a las imágenes de los  medios  de  comunicación.  Por  ello,  es
necesario que les demos una explicación lo más clara, precisa y sencilla posible de la situación.

Al  conversar  de  estos  temas  debemos  ayudarlos  a reconocer sus sentimientos y permitirles
expresarlos   dándoles  nuestra   atención.   Los   niños   tienden   a  personalizar  las diferentes
situaciones que ven en su entorno; muchas veces piensan que ellos o sus familiares podrían ser
las  víctimas,  y  esto  los  atemoriza  y  les  genera  angustia.  Por ello, es necesario mantener la
calma y ser consistentes de la información que transmitimos.

Es fundamental buscar espacios para estar en familia, acompañar a los niños y  conversar  con
ellos  sobre  lo  ocurrido.  Es  probable  que  los  niños  empiecen  a hacer preguntas, como, por
ejemplo, ¿por qué ocurre un terremoto, un huracán o un tsunami?, ¿Qué pasa con las personas
que viven este tipo de desastres?,   ¿Pueden ocurrir en nuestra ciudad?   ¿Están  ellos  seguros?
Contestar  sus  preguntas  con  información veraz y concreta es primordial en estas situaciones,
es importante brindarles información sencilla, usar ejemplos y ser honestos.

Los  desastres  naturales  atemorizan a  los niños;  sin embargo,  es  nuestro  deber  tomar esta
situación como una oportunidad para reforzar valores y aprendizajes en nuestros pequeños.

Referencias:

Lic. Albina Pipoli (Educadora) y Lic. Elaine Wolfenzon (Psicóloga Educacional).
Víctimas de Fenómenos Naturales, SEP.